DESAYUNOS SANOS Y DELICIOSOS PARA EMPEZAR BIEN EL DÍA

Ideas fáciles, sanas y nutritivas para el desayuno que mereces.

¿Qué mejor manera de empezar el día que con un buen desayuno? Desayunar puede convertirse en un auténtico ritual en nuestra rutina diaria. Prepararlo y disfrutarlo mientras leemos el periódico, consultamos las redes sociales o escuchamos música es todo un lujo que debemos saborear hasta la última miga. ¡Y mucho mejor si lo hacemos de forma saludable!

Un desayuno ideal debería contener:

– LÁCTEOS: leche, yogur, queso…

– HIDRATOS DE CARBONO: pan (mejor si es integral o de grano entero: espelta, avena, centeno…) , cereales (mejor sin azúcar).

– PROTEÍNAS: huevos, yogur, quinoa, pavo…

– FRUTA: mejor si es fresca, ecológica y de temporada.

– GRASAS SALUDABLES: aguacate, frutos secos, salmón…

Tampoco debemos estresarnos con este listado. No pasa nada si nuestro desayuno no contiene todos los grupos de alimentos, siempre y cuando los tomemos en el resto de comidas a lo largo del día.

SOY MAGIA

En una alimentación saludable, el desayuno adquiere la misma importancia que la comida o la cena. Las prisas o la falta de imaginación suelen ser las excusas más comunes para acabar recurriendo a un desayuno poco saludable pero, nada más lejos de la realidad. Y es que conseguir un desayuno healthy y rápido es mucho más sencillo de lo que crees. Por eso te proponemos algunas ideas fáciles, sanas, nutritivas y muy ricas en las que te puedes inspirar para que a partir de ahora empieces mucho mejor tus días.


BOL DE YOGUR VEGETAL CON FRUTA, CEREALES Y SEMILLAS

Un desayuno poco pesado para el estómago y que te recargará de energía. Copos de avena con yogur vegetal (soja, almendras, arroz…), frambuesas, mango, avellanas y pipas de girasol. Con kiwi y mango, manzana y fresas…

 

  

PAN TOSTADO

Un gran clásico en lo que a desayunos se refiere. Corta un par de rebanadas de pan de grano entero (espelta, avena, centeno…) y acompáñalo con unas rodajas de tomate y pavo o queso fresco. Con aguacate y salmón, aguacate y germinados, queso de untar con salmón y alguna hoja verde…

TORTITAS DE AVENA

Si lo que más te apetece nada más levantarte por la mañana es un poco de dulce, olvídate de las galletas y la bollería ultraprocesada. Prueba con unas tortitas de avena con plátano y arándanos. Con frambuesa y frutos secos. Untadas con yogur y mermelada casera… (al final del post podrás ver un ejemplo de receta para la masa de las tortitas).

  

HUEVOS

Un desayuno altamente proteico y saciante. Un huevo revuelto es algo delicioso y rápido de preparar. Podemos acompañarlo con un poco de pavo y aguacate, con salmón… o simplemente con un poco de sal.

PUDDING DE CHÍA

Mezcla 250 ml de leche (animal o vegetal) con dos cucharadas de chía, deja que repose durante mínimo una hora y añade algo de fruta cortada y frutos secos. Puedes dejar la mezcla de leche con las semillas de chía en la nevera la noche anterior y así por la mañana lo tendrás casi listo. Realmente, el pudding de chía queda bien con cualquier combinación de fruta y frutos secos.

 

  

PORRIDGE

Pon a hervir un cazo de leche (la que más te guste), una pizca de canela y añade copos de avena hasta conseguir una textura espesa y suave (puedes dejarlo preparado la noche anterior). Añade algunos trozos de fruta y frutos secos (almendras, anacardos, avellanas, nueces, pipas de calabaza…) Puedes tomarlo tanto en frío como en caliente.


Tips

  • Te recomendamos tener siempre fruta fresca ya cortada en la nevera o el congelador. Así la tendrás lista y disponible para toda la semana y te dará menos pereza.
  • Puedes dejar preparado lo que puedas la noche anterior.

Recuerda revisar tu bandeja de Spam y asegúrate de que recibes las novedades Potoroze más top. No olvides añadir nuestro correo a tus direcciones favoritas.