ENTREVISTA FRENTE AL ESPEJO

Lo que mi espejo dice sobre mí.

Me sitúo erguida frente al espejo, donde me veo todas las mañanas. Mi reflejo me mira de una forma distinta. Ahí puedo ver mi cuerpo materializado. Puedo ver esa parte de mí que se encuentra en éste círculo y en determinados momentos del día.

Y entonces, aparecen las preguntas: ¿soy realmente yo en mi vida cotidiana? ¿soy yo o me pongo el disfraz de quién me gustaría ser, intento ser, hubiera querido ser…? ¿Qué otro patrón hubiera podido ser? Distorsión, crítica, juicios… Ahora elijo ir directa al grano, ¡directa a mí! Pero, ¿qué significa ser tú misma, ser auténtica?

MAKE IT SIMPLE, BUT SIGNIFICANT

Ser auténtica

Asumir lo que soy ante mí misma y los demás es la clave. Imposible asumirme sin amarme. Imposible amarme sin aceptarme. Y eso, requiere dejarse llevar, siendo una de las partes más importantes en el camino hacia la felicidad.

Aceptarme es dejar de luchar por convertirme en aquello que no soy.

Me doy la bienvenida tal como soy. Me acojo en mi plena naturaleza como ser humano, como mujer, ya que sólo lograré ser natural de éste modo. Ignorar la limitación que imponen las relaciones externas. Deshacerme de todas aquellas influencias externas que un día acepté e integré en mi vida para, finalmente, moldearme como persona.

Aceptarme no es compatible con juzgarme, criticarme o compararme. Soy única y, ¡si! soy diferente al resto de mujeres. Así que, compararme con ellas no tiene ningún sentido. En definitiva, nunca podré ser aquella que las personas importantes que me rodean (o incluso gente con la que me cruzo, a la que a veces doy demasiada importancia) quieran que sea.

Digo STOP al poder del juicio, de donde quiera que provenga, y ¡retomo mi poder!

Ser genuina no se trata sólo de ser transparente con los demás. Se trata de no mentirme a mí misma. Se trata de atreverse con la verdad, MI VERDAD. No se trata de ser honesta sólo con los demás, sino (y lo más importante) de ser honesta y sincera con una misma.

Cualquiera que sea la imagen que tengo, tanto mía como del resto, dibujo o redibujo mi autoestima para dejar que los juicios fluyan sobre mí sin dejarme atravesar por ellos. Estos son el abandono y la aceptación propuestos anteriormente. Decido hacer todo lo que está a mi alcance para aumentar mi autoestima ya que, cuando me valoro, me estoy respetando a mí misma. Y si me respeto a mí misma, los demás también me van a respetar. Yo sé tomar las decisiones que son correctas para mi bienestar. Soy la actriz protagonista de mi vida.


Ser auténtica es la libertad de ser una misma

Pero, ¿seré capaz de ser yo misma todo el tiempo? ¿No se supone que estamos en constante evolución y, a veces, revolución? Si no tengo la certeza de poder ser 100% yo misma, al menos trataré de ser cada vez un poco menos como esa persona que no soy. Simplemente para sentirme libre y feliz, que son dos de los mejores sentimiento que se pueden experimentar, ¿verdad?


La abundancia del vacío

Vacío mi hogar, ordeno armarios, vendo, tiro, renuncio a mi trabajo

Me deshago de todo lo que me reodea para empezar un futuro mejor

DESCUBRIR

Recuerda revisar tu bandeja de Spam y asegúrate de que recibes las novedades Potoroze más top. No olvides añadir nuestro correo a tus direcciones favoritas.