UN BREAK CURIOSO : Vía Láctea, la culpa la tiene el pecho de Hera

La alocada historia de la Vía Láctea en la mitología griega

Existen algunas palabras y expresiones que, cuando nos detenemos por un momento a pensar o investigar sobre su origen, descubrimos que esconden grandes historias. Algunas veces éstas historias son un tanto trágicas, otras veces resultan ser bastante curiosas e incluso graciosas. Entonces, cuando hablamos de la Vía Láctea, de primeras bueno, suena normal… ¿por qué no? Pero si lo pensamos solo un poco, unos segundos, láctea… láctea… ¿Por qué estamos hablando de leche?

Para encontrar el origen del nombre que recibe esta galaxia, tenemos que dar un gran salto hacia la Antigua Grecia.

Su nombre proviene del latín via lactea, que significa «traza o camino de leche» (¿maravilloso no?). Así, el nombre Vía Láctea tiene su origen en la mitología griega. Y es que, como ya es conocido por todos, cuando se trata de contar historias estos griegos eran muy buenos.


Todo comenzó cuando nuestro querido Zeus se despertó una mañana con la irresistible necesidad de conseguir que su hijo Heracles (a quien también conocerás como Hércules y a quien engendró con una mortal llamada Alcmene) fuera inmortal. ¿Lo ves? Eso es lo que tiene juguetear con lo que no debemos….

Nosotros, simples mortales, ¡sólo sabemos crear semidioses! Así que, como habrás deducido, para que el nuevo retoño sea inmortal, éste debe mamar leche de diosa. Y para ejecutar su diabólico plan, Zeus eligió a la gran Hera (Juno), su esposa. Como verás, en la mitología griega lo de la moralidad no era algo demasiado común.

Fué durante la noche cuando Zeus, aprovechando del sueño de su esposa, decidió ponerse manos a la obra. Desgraciadamente para él, Hera despertó y cuando vió al pequeño Heracles tomando de su pecho lo apartó con un brusco empujón. lo que provocó que unas gotas de leche se desparramaran por el cielo… ¡Y ya está! La vía láctea se creó.


Seguramente, a partir de ahora, te resulte menos sexy o atractivo pensar que es así como surgieron las estrellas, ¡no me des las gracias!

Recuerda revisar tu bandeja de Spam y asegúrate de que recibes las novedades Potoroze más top. No olvides añadir nuestro correo a tus direcciones favoritas.