AYUNO INTERMITENTE

Mantenerse joven, sentirse revitalizado y perder peso ¡es posible con el ayuno intermitente!

¿De qué se trata?

El ayuno intermitente es un estilo de alimentación que alterna el ayuno y la ingesta de alimentos en un horario regular durante un período de 24 horas. Muchas dietas se centran únicamente en qué comer, sin embargo, el ayuno intermitente se centra en cuándo comer.

El objetivo principal del ayuno intermitente es reducir el tiempo en el que está permitida la ingesta de alimentos para aumentar así el tiempo de descanso que le damos a nuestro cuerpo. Pasadas unas horas sin comer, el cuerpo agota sus reservas de azúcar y comienza a quemar grasa. El ayuno intermitente extiende este tiempo en el que nuestro cuerpo quema las calorías consumidas durante nuestra última comida y empezando así a quemar grasas.

Además ayuda que el sistema digestivo descanse y pueda así emplear su energía para muchas otras cosas.

« SOY DEL TIPO DE MUJER QUE, SI QUIERO LA LUNA, ME LA BAJO YO SOLA. »

Frida Kahlo

¿Cuáles son sus beneficios?

  • Pérdida de peso
  • Bienestar interior
  • Ahorro de energía
  • Aceleración del metabolismo
  • Limpieza del organismo
  • Poder antioxidante
  • Mejora el aspecto de la piel
  • Efectos positivos sobre problemas de salud como la diabetes
  • Dieta variada y sin frustraciones

¿Qué podemos comer durante el ayuno?

Durante las horas en las que queda restringida la ingesta de alimentos podemos beber agua y cualquier bebida sin calorías como el café solo y el té.

Durante las comidas podemos comer de forma normal. Debemos evitar los dulces, los procesados y las comidas demasiado abundantes.

¿Cómo funciona?

16: 8

Éste es el método más popular ya que es fácil de mantener a largo plazo. Consiste en alternar un período de ingesta de alimentos de 8 horas con un período de ayuno de 16 horas. Lo ideal es que la última comida del día sea antes de las 20:00 horas y la primera del día siguiente, pasadas 16 horas de ayuno.

Podemos empezar adelantando la hora de la cena y saltando el desayuno para no ingerir nada hasta medio día ¡Con esto ya estaríamos haciendo ayuno intermitente! Ahora solo debemos tratar de convertirlo en una rutina.

20: 4

Una ventana de 4 horas para comer y un ayuno de 20 horas. Podemos comer, por ejemplo, entre las 14:00 y las 18:00 todos los días y ayunar durante las otras 20 horas restantes. Se trata de realizar una comida principal y dos comidas más pequeñas o ligeras.

5: 2

Este tipo de ayuno implica 5 días de comidas regulares y dos días de ayuno. Sin embargo, durante estos dos días de ayuno está permitido ingerir 500 calorías por día. Estas calorías pueden consumirse en cualquier momento, ya sea repartidas a lo largo del día o en una sola comida.

24 horas

Esta forma de ayuno intermitente implica ayunar de cena a cena (o de almuerzo a almuerzo). Si cenamos el primer día, nos saltaremos el desayuno y el almuerzo del día siguiente volviendo a tomar alimentos a la hora de la cena. Por lo general, se realiza de dos a tres veces a la semana.

Debemos tener en cuenta que el ayuno intermitente puede tener distintos efectos sobre diferentes personas. Podría provocar ansiedad, dolores de cabeza, mal humor, náuseas y otros síntomas inusuales. Es importante una correcta hidratación y realizar ejercicio físico. Nuestro cuerpo tardará entre 2 y 4 semanas en habituarse a este nuevo modo de alimentación. ¡Entrena tu paciencia y confirma tu voluntad! Si no te ves capacitado, puedes consultar con un naturópata especializado.

Recuerda revisar tu bandeja de Spam y asegúrate de que recibes las novedades Potoroze más top. No olvides añadir nuestro correo a tus direcciones favoritas.