CEPILLADO EN SECO: UN SENCILLO Y EFICAZ PASO DE BELLEZA QUE ALISA Y APORTA LUMINOSIDAD A TU PIEL.

Desintoxica y revitaliza tu cuerpo. Descubre los pasos adecuados para un cepillado eficaz que puedes añadir a tu rutina de belleza para lograr una bonita piel.

El cepillado en seco es una práctica natural que activa la circulación sanguínea y linfática, revitaliza el organismo al mismo tiempo que lo calma. Además, ayuda a reducir la celulitis y exfolia suavemente la piel. ¡Los beneficios son múltiples! Tanto para la salud como para lucir una piel radiante.

El cepillado en seco también puede realizarse sobre la piel del rostro, aunque para ello necesitaremos un cepillo específico, mucho más suave. A diferencia de la rutina corporal, que podemos realizarla a diario sin problema, en el caso de la facial debemos cepillar la piel como máximo dos veces a la semana.

MAKE IT SIMPLE, BUT SIGNIFICANT

¿POR QUÉ PASARNOS AL CEPILLADO EN SECO?

En primer lugar, es una técnica muy recomendada por sus múltiples beneficios ¡además de lo agradable que resulta! Por la mañana te cargará de energía, mientras que si prefieres realizar esta rutina por la noche, el cepillado en seco tendrá un efecto relajante y te permitirá liberar todas las tensiones acumuladas durante el día.

Este sencillo paso dejará tu piel verdaderamente suave y luminosa, al mismo tiempo que mejorará visiblemente su textura gracias a una suave exfoliación. Nosotras pudimos comprobar los resultados con una rutina de 3 a 4 días por semana. Así que, como en todas las rutinas de belleza ¡debemos ser constantes!

Como hemos comentado anteriormente, el cepillado en seco estimula el sistema linfático (ayuda a eliminar toxinas), el sistema inmunológico y estimula la circulación sanguínea.

¡Son muchos los beneficios de este sencillo gesto que no te quitará más de 10 minutos al día!

¿CÓMO REALIZAR UN ADECUADO CEPILLADO EN SECO CORPORAL?

¿CUÁNDO?

Puedes realizarlo tanto por la mañana como por la noche. La técnica es la misma. La difernecia está en que por la mañana tendrá un efecto revitalizante y por la noche su efecto será relajante.

Por la mañana: un vigoroso cepillado en seco nos dará un impulso de energía para comenzar el día de la mejor forma posible. Termina tu rutina con una ducha de agua fría.

Por la noche: detox, drenante y purificante. Seguido de una ducha de agua caliente con aceites esenciales ¡nada mejor para aliviar las tensiones acumuladas durante el día!

Tan solo debes elegir el momento del día que mejor se adapte a tu día a día y tus necesidades.

Para aquellas ultra motivadas, ¡mejor no hacerlo mañana y noche! Y siempre darse una ducha después para limpiar la piel muerta que eliminamos con el cepillado.

Es muy importante nutrir e hidratar bien la piel como último paso en esta rutina.

Y no olvides lavar tu cepillo con agua jabón después de su uso dejándolo secar con cedras hacia abajo para evitar que el agua se acumule tanto en la base de las cedras como en la madera.

¿CÓMO?

El objetivo principal es devolver la linfa estancada a los gánglios linfáticos, que se encuentran en estos 3 lugares específicos:

  • Las axilas
  • Las ingles
  • La parte superior del torso

Por tanto, los movimientos del cepillo tendrán como objetivo llegar a estas tres zonas. Mediante grandes movimientos verticales, de abajo hacia arriba a excepción de la zona del estómago, donde los movimientos deberán ser circulares.

¡Ojo! debemos adaptar la intensidad del cepillado a la sensibilidad de la piel según la zona del cuerpo.

ZONAS

Piernas: comenzamos por las plantas de los pies con movimientos ligeros y rápidos. Continuamos con las piernas haciendo grande movimientos verticales desde los pies hasta la parte posterior de las rodillas. Luego seguiremos subiendo hasta la cadera y las ingles. Podemos empezar por la cara interna de la pierna y continuar con el resto.

Brazos: comenzamos con la palma de la mano con pequeños y rápidos movimientos. Continuamos con la parte superior de las manos y seguimos con grandes movimientos verticales hasta llegar a la parte interna del codo. Luego seguiremos subiendo hasta los hombros y las axilas. Podemos empezar por la cara interna del brazo y continuar con el resto.

Espalda: realizaremos movimientos verticales desde el centro de la espalda hasta los hombros y las axilas. Para eso es recomendable tener un cepillo con el mango largo para evitarnos contorsiones innecesárias.

Abdomen: ayuda a eliminar esa pequeña acumulación de grasa que a menudo se forma en la zona inferiror del abdomen. Realizamos el cepillado con movimientos circulares en el mismo sentido de las agujas del reloj. Esta zona se merece movimientos suaves ya que la piel es más sensible.

Clavículas: cepillamos suavemente de dentro hacia fuera. Esta zona podemos incluso cepillarla con el cepillo facial, que será más suave.

Cuello: bajamos desde las orejas hasta las clavículas. Sobre esta zona podemos usar también el cepillo facial. Si tu piel es sensible, bastará con que realices el cepillado dos veces a la semana.

EN ESTE TUTORIAL PODRÁS VER LOS PASOS DE UN CEPILLADO EN SECO CORPORAL

EN ESTE TUTORIAL PODRÁS VER LOS PASOS DE UN CEPILLADO EN SECO FACIAL


CEPILLOS QUE TE RECOMENDAMOS:

La clave: elije un cepillo con cedras naturales. Lo ideal es econtrar el equilibrio entre la firmeza y la flexibilidad de éstas para no dañar la piel.

Estos son los cepillos que más nos gustan ya que mantienen una excelente relación calidad-precio para que puedas comenzar ya mismo con tu rutina de cepillado en seco.

Hydrea London Classic – Cepillo corporal con mango largo y cedras naturales (dureza media)

Hydrea London – Cepillo facial con cedras naturales (dureza media)

Recuerda revisar tu bandeja de Spam y asegúrate de que recibes las novedades Potoroze más top. No olvides añadir nuestro correo a tus direcciones favoritas.