CONFÍA EN TI MISMA

¡La mayoría de personas no confiamos al 100% en nosotras mismas!

Deberíamos empezar a no subestimarnos, no sentirnos culpables y aprender a desarrollar la confianza en una misma.

Cada una de nosotras tenemos un aspecto de nosotras mismas en el que no confiamos. Todas nos enfrentamos a situaciones o acontecimientos tanto personales como profesionales que nos hacen sentir más frágiles, débiles…

¿No confías en ti misma? Nada es irremediable ya que podemos aprender y practicar la confianza en cualquier momento y lugar.

MAKE IT SIMPLE, BUT SIGNIFICANT


Para una mayor seguridad en ti misma debes saber que:

  • La confianza en uno mismo se adquiere desde la niñez y, por tanto, los padres juegan un papel fundamental en este aprendizaje. Recibir frases del tipo “te amo y estoy orgulloso de ti”, ayudan a forjar nuestra confianza de forma consistente.
  • Sin embargo, las experiencias de la vida ponen a prueba dicha confianza: las primeras malas notas en el colegio, el primer desamor, perder un partido o competición… Y aquí, de nuevo, el apoyo de aquellos que nos rodean permite que nos recuperemos y entendamos que éste tipo de sentimientos por los que atravesamos de vez en cuando no pueden debilitar nuestros cimientos.
  • Si no hemos recibido este tipo de apoyo y/o confianza desde la infancia (no traslademos por ello desesperación y rabia hacia nuestros padres, ellos hicieron lo mejor que pudieron), nosotras mismas, como personas adultas, ¡podemos usar nuestros superpoderes de sanación!

A continuación, algunos ejercicios para trabajar en ello:

1. Vivo de forma consciente

  • Vivo el momento y estoy presente cuando me encuentro, no pienso en otras cosas.
  • Le pido a mi mente, a mi ego, que no rebote constantemente del pasado al futuro y al presente porque decido vivir aquí y ahora, sin proyección.
  • Vivo y siento mis emociones: observo lo que ocurre dentro y fuera sin darle más importancia de la necesaria. Al igual que una película pasajera, todo esto es una experiencia, es una anécdota más en mi vida.

2. Me acepto como soy

  • No imito a los demás ni me escondo detrás de una identidad que no sea la mía propia.
  • No oculto mis peculiaridades ni a mí misma ni a los que me rodean porque son parte de mi riqueza como persona.
  • Me siento orgullosa de mí misma tal como soy: me miro en el espejo como si me viera por primera vez y veo en él el magnifico ser que soy. Sin etiquetas ni semejanzas porque soy única.
  • Me siento responsable de lo que soy y busco una mejora constante. Te escucho decir ¡Pero no tengo tiempo! Sí, lo tienes. Todo lo que necesitas son unos minutos al día para leer, escuchar, meditar, aprender…

3. Me reafirmo en mi integridad

  • Toma papel y boli. De esta forma encarnamos nuestro enfoque en algo material y definimos nuestros valores, aquello que tenemos y aquello que deseamos conservar de una manera no negociable.
  • Nos aseguramos de vivir y compartir nuestros valores en el día a día para así afirmar nuestra identidad y vivir en armonía con nosotras mismas.
  • Lo prometo: lo que digo, lo cumplo.

4. Me organizo

  • Definimos metas, objetivos, mejoras, retos… Anotamos las pequeñas tareas del día a día y nos felicitamos cada vez que tachamos alguna de ellas de la lista.
  • Cuando sentimos que damos un gran paso ¡nos obsequiamos con un capricho! Porque estamos aprendiendo a sentirnos orgullosas de nosotras mismas.

5. Y, sobre todo, ¡soy la protagonista de mi vida!

  • No tenemos en cuenta lo que dicen los demás porque todo el mundo tiene su propia visión de la vida. Aprendemos a desprendernos de las conductas y juicios de los demás, no nos conciernen, no nos preocupan sus juicios ni tampoco sus críticas. ¿Dónde está su propia confianza en sí mismos? Confianza de verdad, sin velo, sin filtro, sin maquillaje, delante de su propio espejo.

Tener miedo de ir más allá es un desafío, está bien, pero nos falta confianza para seguir adelante día a día sin dudar de quienes somos. ¡No! Ya no sirven las excusas. Disponemos de todas las herramientas de transformación y decidimos ser libres ¡plenamente libres! Consagremos nuestras diferencias, exploremos nuestra singularidad. ¡Ciao dudas! Vamos a por ello, aprendemos y nos hacemos más fuertes.


Entrevista frente al espejo

Lo que mi espejo dice sobre mí.


Descubrir

Recuerda revisar tu bandeja de Spam y asegúrate de que recibes las novedades Potoroze más top. No olvides añadir nuestro correo a tus direcciones favoritas.